Se encuentra usted aquí

Los esfuerzos en Alamance para que se complete el Censo en medio de la pandemia

Burlington.- Aunque la pandemia del coronavirus COVID-19 ha alterado algunos planes de alcance comunitario sobre el Censo 2020 que las organizaciones tenían, no ha significado que esos esfuerzos se hayan visto disminuidos.

CityGate Dream Center en Burlington, en el condado Alamance donde la enfermedad ha causado muchos estragos en la salud y economía de cientos de familias, se entrega comida caliente, despensas, cubre bocas, pañales, entre otros artículos de primera necesidad y se aprovecha para dar folletos informativos sobre la importancia que todos seamos contados.

Yazmin García Rico, gerente del programa Comunidades Saludables en Alamance Regional Medical Center, dijo que la pandemia paró todos los planes que tenían cara a cara, de casa en casa para animar a la gente a participar en el Censo 2020.

En Alamance los hispanos representan el 13% de la población, es decir que son alrededor de 20,000 personas y es fundamental que formen parte del conteo decenal.

García Rico contó que para alcanzar a más personas el comité de organizaciones que colaboran para lograr que todos sean contados, desde el jueves implementaron una estrategia para aumentar el conteo, especialmente en la parte este de Burlington, ya que es una zona del condado donde los índices de respuesta no son tan altos.

“Se nos ocurrió crear un código de barras para que cuando estén tomando las órdenes de comida,  mientras esperan, invitarlos a que llenen el censo ahí mismo en su carro. Es una forma de distancia, enseñarles la foto de lejos y ellos llenarlo. Al escanear el código los lleva a la página del Censo”.

Consideró que falta más educación, pero es importante explicar que todavía lo pueden llenar, que solo necesitan su dirección. “Queremos que sea lo más fácil posible para la comunidad”.

Dijo que están aprovechando esas oportunidades, ya que la gente necesita la comida y se les entrega la información del censo.

 

Ayuda comunitaria
Rico García explicó que desde el principio han dado información actualizada del censo, así como de la pandemia COVID-19, de cómo ponerse la máscara, las recomendaciones de distanciamiento de 6 pies, y de lavarse las manos, entre otra.

“Al darles la comida también hemos estado apoyando a los negocios locales, a las trocas de comida, lugares que han sufrido económicamente por la falta de clientes”.

Relató a Qué Pasa que a pesar de que el sistema escolar entregó los almuerzos a las familias de estudiantes, la inseguridad de comida era un problema muy grande, por lo que en los últimos 2 meses han distribuido comida, con varias agencias en colaboración, a diferentes partes del condado, y allí mismo han entregado folletos informativos del censo.

Rico García apoya en el centro comunitario CityGate Dream ubicado en el 1423 N. Church Street en Burlington, donde están dando comida caliente para llevar a casa en carro, los jueves de 5:00 p.m. a 7:00 p.m., mientras que de 1:00 p.m. a 3:00 p.m. dan pañales una vez a la semana. “Es otra forma de apoyar a la comunidad”.

Comentó que la primera semana ofrecieron 500 comidas, y el jueves entregaron 1,900. Dijo que a veces dan despensa básica en frutas y verduras, las cuales reciben por medio de donaciones de fundaciones, organizaciones y donantes privados que han ayudado a que se lleve a cabo esa entrega con el apoyo de voluntarios.

En esta actividad participan diferentes organizaciones, y el jueves apoyaron jóvenes de escuelas del área, mientras que Diamante Arts & Cultural Center de Cary entregó cubre bocas.

Dijo que están aprovechando esas oportunidades, ya que la gente necesita la comida y se les entrega la información del censo.

La entrevistada precisó que las personas que reciben los servicios son latinas y afroamericanas.

Finalmente, dijo que en otro esfuerzo por alcanzar a la comunidad, el viernes entregaron comida e información del censo en la iglesia Blessed Sacrament con el programa Little Portion Food Pantry (pequeña porción de despensa de alimentos).

Tags