Filipinas identifica al nuevo emir del Estado Islámico en el Sudeste Asiático

Manila, 7 feb (EFE).- Las autoridades filipinas han identificado a Hatib Hajan Sawadjaan, líder del grupo yihadista Abu Sayyaf, como el nuevo emir del grupo Estado Islámico (EI) en el Sudeste Asiático, anunció hoy el secretario de Interior de Filipinas, Eduardo Año.

Sawadjaan -autor intelectual del reciente atentado en la provincia insular de Sulu, al sur de Filipinas, que causó una veintena de muertos- se esconde en la remota ciudad de Patikul, en la misma provincia.

El titular de Interior aseguró que Sawadjaan ya ha sido reconocido como líder del movimiento en el Sudeste Asiático por los dirigentes del EI, según varios informes de la inteligencia filipina y estadounidense.

Año indicó que el hecho de que el EI tenga un nuevo emir designado en Filipinas incrementa el riesgo de que terroristas extranjeros viajen al país del Sudeste Asiático para reunirse con él, además de brindarle más posibilidades de recibir financiación del comando central del EI.

Sawadjaan sustituye a Isnilon Hapilon, que también fue líder de Abu Sayyaf, había sido reconocido como el emir del EI en la zona en 2016 y fue abatido por tropas filipinas el 16 de octubre de 2017 durante la batalla de Marawi, ciudad de la isla de Mindanao que fue ocupada en mayo de aquel año por las milicias yihadistas de Abu Sayyaf y Maute, ambas leales al EI.

En los meses posteriores al fin del asedio de Marawi -cinco meses que causaron un millar de muertos, la mayoría yihadistas, y unos 400.000 desplazados- las autoridades apuntaron a Abu Dar, del grupo Maute, como el nuevo emir del EI en la zona.

"Abu Dar perdió casi todos sus luchadores en Marawi, por lo que el líder yihadista con mayor base de combatientes es Sawadjaan", aclaró Año.

La caída en Marawi de Hapilon y los hermanos Maute dejó descabezado el movimiento yihadista en Filipinas, que parece haberse reorganizado en torno a la figura de Sawadjaan, que comandaba la filial de Abu Sayyaf en la provincia de Sulu.

"En un principio no juró fidelidad al EI, se mantuvo como uno de los jefes de Abu Sayyaf en Mindanao, pero después de la muerte de Hapilon, buscaban un nuevo líder y finalmente fue elegido Sawadjaan, si no me equivoco en el tercer trimestre del año pasado", explicó el secretario de Interior.

Las autoridades consideran que Sawadjaan fue el cerebro del ataque terrorista del pasado 27 de enero en la catedral de Joló, capital de Sulu, con dos bombas que causaron 23 muertos y un centenar de heridos, uno de los más mortíferos de los últimos años.

Según la investigación policial, ya cerrada, dos terroristas suicidadas indonesios colocaron las bombas, pero el ataque se planeó con la ayuda de Abu Sayyaf, grupo yihadista que opera en Filipinas desde los años noventa y conocido por sus secuestros.

Este es el segundo caso conocido en Filipinas en el que se han empleado atacantes suicidas -el primero tuvo lugar el pasado julio en Basilan-, lo que puede representar una nueva amenaza para el país, según han advertido las autoridades.

Tags