Se encuentra usted aquí

Alimentos en mal estado, falta de higiene y aislamientos indebidos en cuatro cárceles de ICE

Raleigh.-  Cuatro centros de detención donde son confinados inmigrantes detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Adunas (ICE) violan los Estándares Nacionales de Detención, de acuerdo con un reciente informe de Departamento de Seguridad Nacional dado a conocer hoy jueves.

El Reporte -que contiene 28 páginas- señala el hallazgo de malas condiciones en la cárceles de Adelanto en California, LaSalle en Louisiana, Essex County Correctional Facility en New Jersey y Aurora Center en Colorado.

De acuerdo con DHS, la supervisión de estos centros de detención se hicieron entre mayo y noviembre de 2018 en respuesta a las inquietudes planteadas por los grupos de derechos de los inmigrantes y las quejas ante la línea directa de la Oficina del Inspector General (OIG).

La inspección en la instalación de Adelanto reveló “riesgos significativos para la salud y la seguridad, aislamientos que violan los derechos de los detenidos y la atención médica inadecuada de los detenidos”. Mientras que en las instalaciones de Essex, se encontraron incidentes de seguridad no denunciados, problemas de seguridad alimentaria y condiciones de las instalaciones que ponen en peligro la salud de los detenidos.

Tras la visita a los cuatro centros de detención se emitió informes individuales a ICE sobre la situación en cada lugar. “Recomendamos que ICE realice una revisión completa de las instalaciones para garantizar el cumplimiento del PBNDS 2011¨, indica el reporte.

“Nuestras inspecciones de los cuatro centros de detención revelaron violaciones de las normas de detención de ICE y plantearon inquietudes sobre el entorno en el que se encuentran los detenidos”, señala el informe. “Aunque las condiciones variaron entre las instalaciones y no todos los problemas estaban presentes en cada una de ellas, nuestras observaciones, entrevistas con detenidos y personal y revisiones de documentos revelaron varios problemas persistentes”. 

Las cuatro instalaciones tuvieron problemas con alimentos caducados, lo que representan un riesgo para los detenidos de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos.

En tres instalaciones, hicieron prácticas de segregación que infringían las normas y los derechos de los detenidos. Dos instalaciones no proporcionaron recreación fuera de las unidades de vivienda para detenidos.

Los baños en dos unidades de viviendas para detenidos estaban en mal estado y enmohecidas. En una instalación, los detenidos no reciben ropa y artículos de higiene adecuados para garantizar que puedan cuidarse adecuadamente. 

Por último, de acuerdo con el reporte, una instalación solo permitió visitas sin contacto, a pesar de poder acomodar visitas en persona. 

“Nuestras observaciones confirmaron las preocupaciones identificadas en las quejas de los detenidos, que indicaban condiciones inseguras e insalubres en diversos grados en todas las instalaciones que visitamos”.
 

Alimentos en mal estado

La investigación también reveló problemas con los alimentos en todas las instalaciones poniendo en riesgo la salud de los reos. Se halló:

  • Comida en mal estado y mohosa.
  • Frigoríficos con los alimentos cuya fecha de caducidad había expirado hace mucho tiempo. 
  • Deshielo de carne sin etiquetas que indiquen cuándo comenzó a descongelarse o la fecha en que debe usarse.
  • En Essex: los paquetes abiertos de pollo crudo sin refrigeración, la carne del almuerzo era viscosa, faltante y parecía estar echada a perder. El pan con moho se guardaba en la nevera.
  • En Adelanto: el almuerzo, la carne y el queso se mezclaron y almacenaron sin tapar en refrigeradores grandes. La carne del almuerzo también fue desenvuelta y sin etiqueta. El pollo olía mal y parecía estar echado a perder. La comida coloada en el congelador estaba vencida.
  • En LaSalle: Había pan que había caducado hacía una semana y almacenado en el refrigerador.
  • En LaSalle y Aurora: los alimentos envasados ​​abiertos no se volvieron a etiquetar y fechar correctamente para su consumo futuro.

 

Prácticas de segregación inapropiadas

El informe indica además que la investigación halló serios problemas con la segregación  (aislamiento) administrativa y disciplinaria de los detenidos. 

Dos instalaciones colocaron prematuramente a los detenidos en segregación disciplinaria. Tres  aislaron a los reos con mayores restricciones cuando estaban fuera de sus celdas. Dos cárceles  no proporcionaron a los detenidos en aislamiento el tiempo de recreación requerido o el tiempo fuera de las celdas. 

“Estas prácticas violan las normas de detención de ICE e infringen los derechos de los detenidos”, se indica.

Las normas de ICE obligan a las instalaciones a colocar a los detenidos en segregación disciplinaria solo después de que hayan cometido un acto prohibido. En Adelanto y Essex, los detenidos se encuentran en segregación disciplinaria antes que panel de audiencia disciplinaria encuentra al detenido culpable de una ofensa.

Malas condiciones de limpieza

En las instalaciones de Adelanto y Essex, los baños de los detenidos se encontraban en mal estado, incluyendo moho y pintura descascarada en las paredes. los pisos y las duchas y los inodoros.

En las instalaciones de Essex, el moho impregnó todas las paredes en el área del baño, incluidos techos, ventilaciones, espejos y duchas. 

“Estas condiciones ambientales presentan riesgos para la salud, ya que el moho y el crecimiento de hongos, por ejemplo, pueden provocar graves problemas de salud para los detenidos, incluidas reacciones alérgicas y enfermedades persistentes”.

El reporte también indica que los presos no reciben provisiones adecuadas de uniformes, ropa interior y artículos de tocador para “mantener prácticas aceptables de higiene personal”.