Se encuentra usted aquí

Casi la mitad de los hispanos en Estados Unidos tienen hipertensión

Durham.- Casi la mitad de los hispanos mayores de 20 años en Estados Unidos, el 47 por ciento de los hombres y el 40 por ciento de las mujeres, tuvieron la presión arterial alta entre el 2013 y el 2016, según un informe de la Asociación Americana del Corazón.

“Alrededor de la mitad de los adultos hispanos de Estados Unidos tiene la presión alta y muchos de esos individuos no saben que están en un estado de hipertensión”, dijo a Qué Pasa Anne Miller, directora ejecutiva regional de la Asociación Americana del Corazón, en Durham.

El informe, publicado en 2020, señala que entre los adultos mexicoamericanos, las tasas de conocimiento de la presión arterial alta fueron 43.8% en hombres y 66.2% en mujeres, entre los años 2011 y 2016. No obstante, menos de la mitad de las mujeres que conocían su presión arterial y casi una cuarta parte de los hombres tenían la presión arterial bajo control.

“Estamos trabajando para que la gente conozca sus números porque, a veces, no te das cuenta de que tienes la presión alta ya que has estado viviendo con hipertensión por mucho tiempo”, explicó Miller y añadió que estar pendiente de la presión de forma rutinaria es importante porque “tener la presión alta te pone en riesgo de sufrir un paro cardíaco o un derrame cerebral”.

Desde la Asociación Americana del Corazón en Carolina del Norte buscan normalizar el tema de la presión arterial entre la comunidad.

“La gente no habla de ello. Saben lo que pesan, por ejemplo, pero no saben cuál es su presión arterial” indicó Miller.

Según explicó, “la hipertensión se puede reducir en un 30 o 40 por ciento simplemente chequeando la presión de forma rutinaria y haciendo pequeñas cosas como moverse, caminar o comer mejor. Puedes hacer pequeños cambios que pueden tener un gran impacto en la salud”.

Con el fin de asegurar que las personas tengan acceso a estaciones de monitoreo de la presión sanguínea como son, por ejemplo, los tensiómetros, desde la Asociación Americana del Corazón están trabajando con iglesias y centros comunitarios para que tengan a disposición de la comunidad medidores de la presión. “También animamos a que la gente los tenga en casa y se controle la presión de forma rutinaria”, dijo Miller.

Miller recomienda que las personas vayan al médico si empiezan a encontrarse mal. “Hemos visto llegar a gente en muy malas condiciones solo porque esperaron para ir al hospital. Su condición empeoró tanto que luego les costó tiempo recuperarse”, indicó.

La Asociación Americana del Corazón, en colaboración con Blue Cross Blue Shield en Carolina del Norte, entregaron subvenciones a diez organizaciones locales para combatir las enfermedades cardiovasculares a través del acceso a alimentos, atención médica y alivio de la pandemia de coronavirus.

 

Tags