Se encuentra usted aquí

Cooper: Inundaciones y árboles caídos hacen peligrosas las carreteras de NC

Raleigh.- El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper advirtió que la inundaciones y los árboles caídos hacen de las carreteras del estado un peligro para los conductores.

El embate de Florence, que se ha convertido en tormenta tropical, sigue incrementado la crecida de ríos y lagos, así como inundaciones en zonas bajas.

"No se convierta en alguien que necesite ser rescatado", dijo. "Si debe conducir, no maneje en carreteras inundadas. Incluso unas pocas pulgadas de agua pueden barrer un automóvil".

De acuerdo con las autoridades estatales las inundaciones repentinas provocaron el cierre de las principales carreteras interestatales, incluyendo la I-40 entre la I-95 y Wilmington y partes de la I-95.

El gobernador recomendó adempas a los residentes encontrar un terreno elevado y permanecen allí hasta que el riesgo de inundación haya disminuido.

Debido a que Florence se mueve hacia el oeste identificar rutas de desvío a través del estado para quienes viajan a través del estado usando las interestatales I-95, I-40, I-85, I-77 e I-26 es cada vez más difícil, indicaron funcionarios del Departamento de Transporte.

El NCDOT indicó que sus especialistas están trabajando con los funcionarios de transporte en Carolina del Sur para identificar rutas alternativas con el menor riesgo posible de inundación.

En este momento, los conductores que se desplazan a través de Carolina del Norte encontrarán muchas desviaciones de ruta. Si viaja hacia el sur por la I-95, la ruta alrededor de Carolina del Norte será:

I-64 West en Virginia a I-81, a I-75 en Tennessee a I-16 en Georgia. Desde allí, los conductores pueden acceder a la I-95.
Este es un desvío extremadamente largo, pero el que ofrece el menor riesgo de inundación en este momento.

Tenga en cuenta que esas condiciones pueden cambiar a medida que el huracán Florence se mueve a través del límite sur de Carolina del Norte y comienza a afectar a Carolina del Sur.