Se encuentra usted aquí

En vigencia regla que obliga a guarderías hacer test para descartar plomo en el agua

Raleigh.- Una nueva regla de salud pública entró en vigencia el 1 de octubre en Carolina del Norte con el fin de evitar que los bebés y niños pequeños que acuden a guarderías autorizadas estén expuesto al plomo mediante el agua.

La medida establece que los centros de cuidado infantil con licencia deberán realizar pruebas periódicas de plomo en el agua de los grifos usados para beber o preparar alimentos para determinar si existe un nivel peligroso de este metal.

Dichos establecimientos tendrán un año para realizar el análisis y no tendrán que preocuparse por el costo de las pruebas durante ese periodo de tiempo debido a que el Programa de prevención de envenenamiento por plomo en la infancia de la División de Salud Pública de Carolina del Norte ha obtenido fondos federales para cubrir esos costos. 

Adicionalmente es posible que pueda haber subvenciones federales adicionales disponibles en el futuro para pagar el costo de reemplazar los grifos o instalar filtros certificados.

El plomo es especialmente dañino en niños de 0 a seis años cuyos cerebros y cuerpos se están desarrollando. La exposición puede causar serios problemas intelectuales, emocionales y de salud.

Se ha logrado eliminar en la pintura y gasolina pero aún no en el agua.

De acuerdo con NC Child, más de 230,000 bebés y niños pequeños asisten a centros de cuidado infantil con licencia en Carolina del Norte. 

“Una de las cosas más simples que podemos hacer para promover el desarrollo cerebral saludable de los niños es asegurarnos de que su agua potable no contenga plomo”, dijo NC Child en un comunicado.

Estudiantes graduados y becarios de investigación en la Clínica de Derecho y Política Ambiental de la Universidad de Duke contribuyeron con la investigación y el análisis para desarrollar la regla.

"Más de 15 estudiantes de posgrado y licenciatura profesional en la Universidad de Duke realizaron investigaciones que contribuyeron a este cambio de reglas y los esfuerzos relacionados para eliminar la exposición infantil al plomo”, dijo  Michelle Nowlin, profesora clínica de derecho en Duke Law “Profesionales en salud pública y primera infancia, trajeron la ciencia de vanguardia y una visión legal del desarrollo de una regulación que ayudará a proteger los cerebros en desarrollo de toda una generación de niños de Carolina del Norte cada año. Esta será una de las características de sus carreras profesionales “.