Se encuentra usted aquí

Hallan residuos tóxicos en alimentos vendidos en supermecados

Durham.- Una prueba en alimentos que son producidos y comercializados por cuatro conocidos supermercados que operan en los Estados Unidos, incluyendo Carolina del Norte, reveló la presencia de residuos de tres tipos de poderosos pesticidas en manzanas, espinacas, cereales, compotas de manzana y frijoles pinto.

El reporte “Toxic Secret”,  elaborado por Amigos del Planeta (Friends of the Earth U.S) junto con un grupo de organizaciones entre ellas Toxic Free NC, indica que los componentes tóxicos presentes son  glifosato, organofosforados y neonicotinoides, actualmente considerados como factores que podrían afectar el desarrollo motor y causar alteraciones endocrinas en fetos, discapacidades, alteración hormonal, autismo, Alzheimer, Parkinson y cáncer, entre otros males. 

Dado a conocer el último martes, el informe señala que se hicieron pruebas en 15 ciudades del país a un grupo de alimentos de las marcas asociadas a los supermercados Walmart (Gret Value), Costco, Kroger y Albertsons/Safeway (Signature Select y Signature Kirchens). 

En Carolina del Norte, las muestras fueron tomadas en los supermercado Kroger en Raleigh y en Costco (el informe no indica la ciudad donde fue tomada la prueba de este último)

Lo que arrojó
El pesticida organofosforados se encontró en el 100% de las muestras de compota de manzana y en el 61% de manzanas enteras. Se halló además neonicotinoides en el 80% de las espinacas y el 73% de compota de manzana. Mientras que el herbicida glifosato estuvo en el 100% de cereal y frijol pinto, de acuerdo con el reporte. 

Un panorama preocupante si se tiene en cuenta que el nivel promedio de glifosato encontrado en muestras de cereales (360 partes por billón) es más del doble del nivel establecido por los científicos de la organización sin fines de lucro Environmental Working Group’s (EWG’s).  El nivel medio de glifosato presente en frijoles pintos fue de 509 partes por billón,  más de 4.5 veces el punto de referencia. 

En opinión de Amigos del Planeta, en Carolina del Norte estos pesticidas tóxicos están apareciendo en alimentos que comúnmente son parte de la dieta alimentaria de los niños. 

“Los pesticidas tóxicos están apareciendo en lo que deberían de ser alimentos sanos y económicos que venden los supermercados”, dijo Kendra Klein, científica principal de Amigos de la Tierra. “Niños, campesinos y comunidades rurales están expuestos rutinariamente a múltiples pesticidas relacionados con el cáncer y problemas de aprendizaje y trastorno hormonal. Esto es inaceptable”.

Klein hizo un llamado a los supermercados a buscar opciones de alimentos orgánicos y eliminar los pesticidas de sus productos.  “Estamos pidiendo a los minoristas de alimentos que mantengan los pesticidas tóxicos fuera de sus cadenas de suministro y de los estantes de las tiendas y que ayuden a producir comida orgánica disponible para todos los estadounidenses”.

Walmart, Costco, Kroger y Albertsons/Safeway  controlan más de un tercio de la venta de todos los alimentos y bebidas en los Estados Unidos.

Qué se puede hacer
Mediante el informe, Amigos de la Tierra insiste en la importancia de políticas locales, estatales y federales para la eliminación de los neonicotinoides, glifosato, organofosfatos y otros pesticidas que son tóxicos para las personas y polinizadores (abejas).  Así como la implementación de plagas alternativas, menos tóxicas.

Actualmente existe el proyecto de ley federal HR 230 para prohibir totalmente el pesticida organofosforado clorpirifos. Pero las acciones también involucran una mayor práctica y apoyo a un agricultura orgánica.

DANIÑOS PARA LA SALUD
Organofosforados.
Son de las principales clases de insecticidas, en uso desde mediados de la década de 1940. Son considerados tóxicos para el desarrollo del cerebro de los niños, incluso si los niveles de exposición son extremadamente bajos. Están asociados con coeficiente intelectual reducido, trastornos de la atención, retrasados en el desarrollo motor y aprendizaje. Así como discapacidades, trastorno del espectro autista, Alzheimer, Parkinson, alteración hormonal. y cáncer.

Glifosato. Este herbicida es considerado agente cancerígenos en los humanos y está vinculado a altas tasas de linfomas  en  agricultores y jardineros. También está asociado con daños al ADN, alteración endocrina y por acortar el embarazo. En el medio ambiente, el uso de glifosato está diezmando las poblaciones de mariposas monarca debido a que está destruyendo las plantas de algodoncillo.

Neonicotinoides. Los residuos de los neonicotinoides no se quita con el agua a pesar de lavar los alimentos, debido a que este poderoso pesticida penetra en los tejidos. Se asocian con alteración endocrina y puede afectar el feto y al niño en desarrollo,. Puede generar posiblemente cambios en el comportamiento y la atención. Los Neonicotinoides son los más usados en el mundo. Su uso está prohibido en la Unión Europea.