Se encuentra usted aquí

Inmigrante de NC abandonará santuario tras orden de detener deportaciones

José Chicas se reunificará el viernes con su familia, mientras Juana Tobar lo está evaluando

Durham.- Luego de tres años y medio de estar en un santuario para protegerse de una posible deportación, el pastor José Chicas regresará el viernes con su familia.

La salida del inmigrante salvadoreño se debe a la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de suspender desde el 22 de enero y por 100 días, los procesos de remoción del país de miles de no ciudadanos a raíz de la orden ejecutiva firmada por el presidente Joe BIden.

En 2017, chicas se refugió en Escuela para la Conversión de la Iglesia Bautista St. John's Missionary ubicada en Onslow Street en Durham luego que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos le emitiera una orden de salida del país a inicios de ese año.

“Ha sido un proceso doloroso”, dijo Chicas a Qué Pasa al evaluar estos más de tres años. “Hemos vivido en el temor pero siempre confiando en Dios porque él no es injusto”.

Chicas confía en que el Congreso aprobará el proyecto de reforma migratoria presentada en su primer día de gobierno de Joe Biden. "Sus corazones deben ser tocados y que vean lo que esta nación ha crecido por los inmigrantes" 

JUANA TOBAR LO EVALUA

Bajo el mismo escenario, la guatemalteca Juana Tobar quien se encuentra en un refugio en Greensboro dijo a Qué Pasa que sus abogados están evaluando si es seguro abandonar el santuario donde se encuentra desde hace más de 3 años años.

"Los abogados están averiguando para estar más seguros y que no vaya a pasar nada malo", dijo. "Tengo planes de salir, pero no sé qué día. Estoy esperando la respuesta de mi abogado".

En mayo de 2017 Tobar ingresó a la iglesia Episcopal St Barnabas donde ha esperado pacientemente una solución migratoria. 

"Todos estos años que hemos estado aquí metidos no han sido fáciles. Tenemos que celebrarlo todos juntos".