Se encuentra usted aquí

LILA Latinx en la lucha por la comunidad LGBTQI de Carolina del Norte

Chapel Hill.- Un grupo de activistas y líderes de la comunidad LGBTQI hispana de Carolina del Norte se han unido bajo el nombre de LILA Latinx LGBTQI+ Iniciative para luchar contra la discriminación que sufre este colectivo a nivel nacional e internacional.

Aunque ya lleva meses funcionando, el pasado miércoles, 3 de octubre, LILA celebró su inauguración oficial en la iglesia United Church, en Chapel Hill.

LILA es una organización sin fines de lucro que trabaja para la educación, la promoción, el empoderamiento y la divulgación de la comunidad LGBTQI latina, a través del apoyo directo, talleres de arte visual −que incluyen representaciones teatrales, poesía, danza y pintura− y proyectos de educación, salud, abogacía y cooperación internacional. “Lila no solo se enfoca en el entretenimiento, sino que somos la primera organización de Carolina del Norte que trabaja directa y exclusivamente para satisfacer las necesidades de la comunidad LGBTQI latina”, puntualizaba Alex Córdoba, coordinador de programas.

Desde la organización denuncian la discriminación que sufre el colectivo LGBTQI “en todos los aspectos de la vida” y reivindican “el aporte que las personas LGBTQI hacen a la sociedad y que normalmente se deja de lado”, señalaba Suzy Geronimo, miembro del grupo de liderazgo. “Por ejemplo, cuando vamos a una entrevista de trabajo, no queremos tener que decir quiénes somos cuando ven que el nombre de los documentos no coincide con el que damos. Queremos defender lo que podemos ofrecer, pero se quedan en lo superficial”, comentaba Suzy en referencia a la situación de las mujeres transexuales en el ámbito laboral.

Desde LILA también quieren acabar con el “abuso” que sufre este colectivo por parte de otras organizaciones. El pastor David Mateo, director ejecutivo de la organización, tiene claro que “en Carolina del Norte hay una falta de respeto hacia la comunidad LGBTQI latina, cuyo nombre ha sido usado por otras organizaciones para adquirir recursos que dicen que destinarán a este colectivo y luego no lo hacen. La comunidad se siente utilizada y frustrada”. Por eso, uno de los principales objetivos de este proyecto es “destinar el 100% de nuestro esfuerzo a la comunidad LGBTQI latina para empoderarla, darle voz y hacer que sus derechos sean respetados”.

Aunque de momento es una organización que cuenta con pocos miembros, los integrantes enfatizan el hecho de que son “líderes que hemos pasado diez años juntos y, aunque no seamos muchos, tenemos experiencia y poder”