Se encuentra usted aquí

Pandemia causó estragos entre las trabajadoras del hogar

Raleigh.- Cuando un nuevo virus altamente contagioso cambió el mundo por completo y convirtió la higiene y limpieza del hogar en un asunto primordial para evitar enfermarse, las mismas personas que se dedican a realizar estos trabajos quedaron desempleadas.

La pandemia del COVID-19 ha sido catastrófico para el gremio de las trabajadoras del hogar, el cual corresponde principalmente a quienes se dedican a la limpieza, pero también incluye a las niñeras o quienes realizan ambas labores para alguna familia como empleadas de planta.

Un informe publicado por la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar revela que las mujeres que se dedican a estos trabajos perdieron hasta un 90 por ciento de su empleo o ingresos cuando la pandemia explotó en marzo del año pasado.

Pese a que la situación mejoró al pasar el tiempo, para octubre pasado el desempleo entre este sector de mujeres inmigrantes era hasta cuatro veces peor que la situación antes de la pandemia.

Tal es el caso de Irma Borbón, quien desde que se mudó al área de Charlotte hace casi cuatro años, la limpieza de hogares se convirtió en un empleo que le permitía ser independiente y sostener a sus dos hijas. No obstante, desde que comenzó la pandemia, la mayoría de los clientes que con una sonrisa antes abrían las puertas de su casa para que Borbón hiciera la limpieza, ahora no la contratan y en algunos casos hasta le dejaron de responder a los mensajes de texto, según relató en una entrevista con Qué Pasa.

“Nosotras no recibimos ningún tipo de apoyo y todavía nos cortan la chamba”, dijo la mexicana, quien a la vez agradece que algunos ahorros y la “ayuda del destino” han sido vitales para subsistir en los últimos 10 meses.

La situación que atraviesa Borbón y su familia es similar a la que reportaron más de 20 mil personas que participaron en la encuesta que realizó la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar por medio de un chat durante los primeros seis meses de la pandemia.

La mayoría de las trabajadoras del hogar que formaron parte de la muestra en el estudio coincidieron con el perfil de ser madres solteras o divorciadas, que hablan español y son el principal sostén en su hogar. Además, el 90 por ciento de las encuestadas dijo tener niños pequeños o en edad escolar y el 80 por ciento renta su vivienda.

Al quedar desempleadas, solamente el 25 por ciento de las mujeres recibió algún tipo de compensación o liquidación por parte de su patrón y la mayoría se quedó sin un cheque de estímulo del gobierno o seguro por desempleo.

De acuerdo con el informe sobre el estudio titulado “6 meses en crisis: El impacto de COVID-19 en las Trabajadoras del Hogar”, más de la mitad de las personas que participaron en las encuestas no pudo pagar la renta o hipoteca en algún momento durante la pandemia que está afectando a “los trabajadores esenciales más vulnerables del país”.

La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar declaró en un comunicado que “las trabajadoras del hogar necesitan seguridad económica y seguridad en el trabajo”, el cual se lograría al “brindar acceso al alivio de la pandemia a esta fuerza laboral esencial y ganar políticas para garantizar que las trabajadoras del hogar reciban salarios más altos, tengan acceso a beneficios como días de enfermedad pagados, licencia familiar y médica pagada, seguro médico y se les ofrezca un camino hacia la legalización y la ciudadanía”

 

Tags