Se encuentra usted aquí

Sheriff en Rockingham intenta “santuario” de las reformas migratorias de Biden

Greensboro.- El alguacil del condado de Rockingham firmó un acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional que entorpecería los cambios en inmigración que planea el nuevo presidente Joe Biden.

A finales del año pasado, el sheriff Sam Page del condado ubicado al norte de Greensboro, y que hace frontera con Virginia, firmó un documento titulado “Sanctuary for Americans First Enactment Agreement (SAFE)”, junto con los gobiernos estatales de Arizona, Louisiana e Indiana, según reportó BuzzFeed News y confirmó el vocero del alguacil en Rockingham.

El acuerdo, que también incluye la rúbrica de funcionarios de nivel federal, establece que a cambio de que las jurisdicciones locales cooperen con asuntos de seguridad fronteriza y migratorios, el gobierno “se compromete a consultar” con estas agencias del orden antes de “tomar cualquier acción, adoptar o modificar o política o procedimiento” relacionados con inmigración, los agentes de ICE, las deportaciones o temas migratorios.

El gobierno federal, a través del Departamento de Seguridad Nacional, deberá enviar una notificación al sheriff de Rockingham seis meses antes de realizar cualquier cambio a su forma de operar, según el acuerdo firmado. Después, el alguacil Page podrá revisar cualquier punto y enviar sus recomendaciones antes de que los funcionarios federales tomen alguna decisión futura con respecto a la inmigración, de acuerdo con el reportaje de BuzzFeed News.

El teniente Kevin Suthard, portavoz del alguacil en Rockingham, dijo al medio previamente citado que la decisión de firmar este acuerdo no es política, sino que obedece a una necesidad de seguridad pública cuya intención es mantener seguros a los habitantes del condado de Rockingham.

Desde Nueva York, una analista política de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) declaró que este acuerdo es un intento de “atar las manos” de la administración entrante de Biden y preservar “las políticas migratorias grotescas de Trump”, como la expansión en la colaboración entre agencias locales y ICE.

En Rockingham, hace apenas un año el sheriff Page adoptó el programa 287(g), el cual ayuda a los agentes de ICE a detener a los indocumentados que terminan presos en la cárcel del condado.

Naureeen Shah, la analista de ALCU, señaló que, pese a la firma de estos documentos, “la administración de Biden tiene la autoridad, mandato y responsabilidad de romper con el legado de la administración de Trump y nada de estos acuerdos cambia esa realidad”.

 

Tags