Se encuentra usted aquí

El Vínculo Hispano lanza programa de defensa de trabajadores de polleras

Siler City.- El Vínculo Hispano, la organización sin ánimo de lucro de Siler City, pondrá en marcha en las próximas semanas, un programa de defensa de los derechos de los trabajadores de las procesadoras avícolas.

Este colectivo es uno de los más impactados por la pandemia del COVID-19 y las procesadoras de alimentos en Carolina del Norte, siguen siendo los mayores focos de infección del coronavirus, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS).

De acuerdo con el NCDHHS, desde abril y hasta el 16 de noviembre, se identificaron 3.994 casos de COVID-19 asociados a brotes originados en procesadoras cárnicas y avícolas de Carolina del Norte. Dichos brotes, un total de 41 reportados hasta la fecha, ocasionaron la muerte de 20 personas.

Con el fin de defender los derechos de los trabajadores avícolas y responder a sus necesidades, El Vínculo Hispano lanzará este nuevo programa. Una de las primeras acciones será reunirse directamente con los trabajadores de la procesadora Mountaire Farms, en Siler City, para conocer sus necesidades e inquietudes. La primera reunión del programa está prevista para el 5 de diciembre.

“Este esfuerzo nos da la posibilidad de intentar hacer reuniones con los trabajadores que estén interesados en participar y hablar sobre qué es lo que está pasando en las polleras ahora, cuáles son las condiciones y qué cambios desearían ver en sus condiciones de trabajo”, explicó a Qué Pasa, Ilana Dubester, directora ejecutiva de El Vínculo Hispano.

Dubester indicó que la misión del programa será ayudar y apoyar a los trabajadores para que puedan alcanzar sus objetivos.

“Quien tiene que guiar este esfuerzo son los trabajadores. Que sean ellos quienes decidan qué necesitan y, a partir de ahí, nosotros proveeremos la infraestructura y las estrategias para hacerlo posible”, dijo la directora del Vínculo Hispano.

 


De voluntaria a coordinadora de programa

El nuevo programa de defensa de los derechos de los trabajadores estará dirigido por Elena González, que recientemente se unió al equipo de la organización tras más de diez años de voluntaria y miembro de la Mesa Directiva.

Natal de Chiapas, México, Gónzalez vivió un tiempo en Guatemala y en 1999 llegó a Siler City. Desde entonces se ha involucrado, de forma voluntaria, en distintos programas sociales, siempre con el objetivo de ayudar a la comunidad.

“El voluntariado debería de ser ley porque las personas olvidamos que nos necesitamos unas a otras y es ahí donde nos separamos. Necesitamos una comunidad unida  porque sino, no podemos salir hacia adelante” dijo en conversación con Qué Pasa.

Extrabajadora de las procesadoras de alimentos y chef profesional, González asume este rol como “una oportunidad para escuchar las necesidades de los trabajadores” y trabajar por su bienestar.

“Elena es una persona extremadamente motivada y activa, involucrada en la comunidad, conocida y respetada por mucha gente. Nos sentimos muy afortunados porque ya es parte de la familia y por las habilidades que trae al programa. Cuando se propone hacer algo, lo hace” dijo Dubester.

 

Tags