Se encuentra usted aquí

Hospitales del Triad llegan al máximo de su capacidad por Covid-19

Cone Health exige al gobierno la imposición de más restricciones para evitar la propagación.

Greensboro.- Por primera vez desde el inicio de la pandemia, el hospital Cone Health, en Greensboro, está tratando a más de 100 personas con COVID-19 en sus hospitales, llegando al máximo de su capacidad.

“Estas tendencias son muy alarmantes”, dijo Terry Akin, director ejecutivo de Cone Health.

“Si continúan las tasas actuales de transmisión del virus, las proyecciones indican que este número aumentará a más de 150 para fin de año y crecerá mucho más en el nuevo año”, alertaron desde el hospital, que está pidiendo al público que tome medidas inmediatas para frenar la propagación del virus.

Frente al incremento en el número de pacientes, el hospital anunció que podría llevar a cabo posibles reducciones en otras áreas y servicios del centro y pidió a los gobiernos tomar medidas para frenar la propagación del virus.

“Como resultado, Cone Health enfrenta posibles reducciones en otros cuidados y servicios (no COVID-19). Claramente, esta no es una buena situación para nuestras comunidades. Estamos llegando rápidamente al punto en que los gobiernos deberán considerar la imposición de más restricciones. Gracias a la gente de nuestras comunidades que está siendo cuidadosa, pero realmente necesitamos que todos se pongan serios y tomen medidas para controlar este virus”, dijo el director del hospital.

Cone Health tiene capacidad para tratar a 116 personas en el campus de Green Valley, su hospital solo COVID-19. El martes por la mañana, el hospital contaba con 103 personas ingresadas debido al virus.  

 

Situación similar en otros hospitales del Triad

En un momento en que las tendencias del COVID-19 están llegando a niveles máximos en Carolina del Norte, con más de 3.000 casos diarios, Cone Health no es el único hospital que está empezando a verse desbordado por la cantidad de pacientes con coronavirus, sino que es algo que están experimentando muchos hospitales de la región del Triad.

La Secretaria de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS), Mandy Cohen, alertó sobre esta tendencia el martes, 17 de noviembre, durante una rueda de prensa.

“Necesitamos reducir la propagación , porque ya estamos viendo que algunos de nuestros hospitales ya están llegando a su capacidad. En el área del Triad, hemos visto que las hospitalizaciones se han acelerado más rápido que en el resto del estado”, dijo Cohen.

De acuerdo con datos del NCDHHS, el 16 de noviembre había ingresadas en los hospitales del Triad un total de 413 personas confirmadas con COVID-19, la cifra más alta desde mediados de octubre, de las cuales, 64 se admitieron en las últimas 24 horas.

A nivel estatal, el 17 de noviembre los hospitales registraron 1.501 personas hospitalizadas debido al COVID-19, de nuevo, el número más alto de personas hospitalizadas en el mes de noviembre.

“Reconocemos que los hospitales están lidiando con otras cosas además del COVID-19, están atendiendo muchas necesidades de salud de todos los ciudadanos del estado y  queremos reconocer este impacto”, dijo Cohen y animó a los hospitales a colaborar entre ellos.

De momento, el gobierno no ha confirmado si impondrá nuevas restricciones para frenar la propagación, en los próximos días.  

 

Preocupación de cara a las fiestas

A las puertas del inicio de las fiestas, desde Cone Health expresaron su preocupación por el impacto que tendrán las fiestas en la propagación del virus, lo que podría ocasionar, incluso, un mayor colapso en los hospitales.  

“Hemos visto un aumento considerable en la cantidad de personas con COVID-19 después de cada día festivo”, dice el Dr. Bruce Swords, director médico ejecutivo de Cone Health.

“El Día de Acción de Gracias, Hanukkah, Navidad y Año Nuevo a menudo se celebran con familias extensas. Suelen celebrarse en interiores. Esas condiciones son perfectas para propagar el coronavirus “.

 

Tags