Se encuentra usted aquí

Solo faltaría una firma para el regreso del 287(g) a Alamance

Graham.- Para que el programa 287(g) se reactive dentro de la cárcel del condado Alamance, solamente faltaría que el alguacil firme el contrato con el gobierno federal.

Así lo dio a conocer el mismo sheriff Terry Johnson durante la reunión de comisionados de Alamance celebrada el último lunes 1 de octubre.

El alguacil sostuvo además, que antes de tomar una decisión  consultaría con la junta de comisionados, donde al menos tres de sus integrantes apoya la iniciativa de Johnson.

Caldeada reunión
Aún cuando no estaba en la agenda del día, el tema del 287(g) fue puesto en la mesa y generó un ambiente de tensión.

Durante la sesión de comentarios del público, varios empresarios que representan a un grupo de 59 negocios locales solicitaron a los comisionados su oposición al regreso de este programa federal, el cual otorgaría acceso a un agente del sheriff a una base de datos para revisar el estatus migratorio de cualquier inmigrante que ingrese a la cárcel.

Al momento de dar sus opiniones,  tres de los cinco comisionados opinaron a favor de la implementación del 287(g).

“Este es un país de leyes, no de gente”, dijo el comisionado Bill Lashley en relación a hacer cumplir la legislación migratoria. “Si no les gustan las leyes, deben irse del país”.

A una firma de volver el programa
El sheriff Johnson se encontraba en la junta entre el público.  Cuando los comisionados le preguntaron sobre el estatus del proceso para cerrar el acuerdo con el gobierno federal, Johnson hizo notar que está casi listo.

“Los contratos están en mi escritorio pero aún no los he firmado”, respondió el alguacil y agregó que consultaría con los comisionados antes de hacerlo.

Al abogado del condado Clyde Albright se le cuestionó si estaba de acuerdo con firmar el contrato con el gobierno federal. Albright  respondió que prefería tratar el tema en otro momento, cuando el 287(g) sea incluido en la agenda de la junta.

Amy Galey, la cabeza de la comisión, dijo que podrían discutir el asunto cuando quiera el sheriff.

Galey también explicó que Johnson es un oficial electo y aunque los comisionados manejan su presupuesto,  él es el responsable de la seguridad en el condado Alamance y sus políticas al respecto, así como confía en sus 46 años de experiencia.

Además de Galey y Lashley, el comisionado Tim Sutton reflejó su posición a favor de reinstalar el programa de deportaciones.

Medio centener de negocios en contra
Cuando el programa 287(g) estuvo activo hasta hace seis años, se convirtió en una pesadilla para la comunidad hispana de Alamance. Al menos diez por ciento de la población inmigrante fue deportada y esto creó desconfianza hacia las autoridades.

El grupo Siembra NC reunió a una coalición de 59 negocios locales, los cuales por distintas razones, se oponen a que se readopte el acuerdo de colaboración con ICE.

Phil Smith, dueño del restaurante The Oak House, comentó a los comisionados que gente fue abusada cuando el programa operó en el pasado. 

“Conozco a dueños de negocios latinos que actualmente no llaman a la policía cuando son víctimas de crímenes”, dijo.