Se encuentra usted aquí

Un artista uruguayo retrata a Carlos Páez Vilaró en un edificio de Montevideo

Montevideo, 17 ene (EFE).- Los profundos ojos del polifacético artista uruguayo Carlos Páez Vilaró (1923-2014) miran cómo la gente recorre las calles de Montevideo desde la tercera planta de un edificio de la céntrica zona de Cordón.

Esta gran pintura es fruto de las veinte horas de trabajo del grafitero José Gallino que -tras obtener el permiso del propietario- se gastó más de cien dólares en aerosoles, imprimió en una hoja A4 una fotografía de Páez Vilaró, la mapeó y se puso manos a la obra.

"La idea de pintar a Carlos fue por parte de los vecinos. Yo hace un tiempo lo quería pintar", relató el joven artista a Efe desde el techo de la primera planta del edificio, lugar donde con ayuda de una larga escalera pintaba su gran lienzo de ladrillo.

Esta no es la primera vez que este pintor autodidacta, que se introdujo en el mundo del arte urbano en el 2013, hace este tipo de homenajes, pues unas calles más abajo luce en otro muro la cara del entrenador de la selección Celeste, Óscar Tabárez.

"Salgo a buscar muros, hablo con los vecinos, con el propietario, ahí les muestro mi trabajo, más o menos me conocen, saben que hago realismo y les pido a ver qué quieren tener pintado y ahí charlamos un poco", detalló el también tatuador y destacó que en muchas ocasiones "lo hace por amor al arte".

En este sentido, dijo que subirse a las alturas para pintar a sus ídolos es como una terapia y que cuando está trabajando entra en una especia de trance en el que hasta se lo olvida comer.

Después de haber pasado cuatro años centrado en el realismo, su porfolio cuenta con los retratos a gran escala del cantautor y poeta Alfredo Zitarrosa o de la actriz China Zorrilla y entre sus nuevos proyectos está pintar al periodista Omar Gutiérrez, en San José (al sur de Uruguay) o el futbolista Luis Suárez en la ciudad española de Barcelona.

Pero no todos los "murales callejeros" que pinta Gallino son sin beneficios, ya que algunos los hace bajo proyectos del Ministerio de Educación y Cultura del país (MEC) y puede llegar a cobrar por su trabajo hasta tres mil dólares.

Gallino hará los últimos retoques del mural del pintor, muralista, escultor, cineasta y publicista Páez Vilaró durante la jornada de hoy, pero le gustaría también poder cambiar la pared gris del edificio vecino por una de las obras del fallecido artista.

Tags