Se encuentra usted aquí

Doce muertos y 25 heridos en un tiroteo en EE.UU., seguido del suicidio del atacante

Los Ángeles (EE.UU.), 8 nov (EFE).- Un tiroteo ocurrido poco antes de la medianoche en un bar de Thousand Oaks (California, EE.UU.), a unos 55 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, se saldó con doce muertos, entre ellos un policía, y veinticinco heridos, además del suicidio del atacante, identificado como Ian David Long.

El incidente se produjo en torno a las 23.20 hora local (7.20 GMT) en el Borderline Bar & Grill, donde el presunto autor, encapuchado y vestido completamente de negro, abrió fuego en primera instancia contra el portero, entró en el local y descargó contra más empleados, antes de disparar indiscriminadamente dentro del club, explicó el sheriff del condado de Ventura, Geoff Dean, a los medios.

En el interior del bar se celebraba una fiesta juvenil a la que acudieron centenares de personas. Su página web señala que las noches de los miércoles se celebran las denominadas "College Country Nights", entre las 21.00 y las 2.00 hora local.

Según testigos, se escucharon varios disparos en el interior del local, lo que provocó el pánico y que muchos de los clientes se abalanzaran a la salida mientras otros buscaban refugio.

Además, varios de los presentes han asegurado que el agresor empleó bombas de humo en el interior.

"Tiró granadas de humo por todas partes. Vi cómo apuntaba por la espalda a la chica que estaba en la caja registradora. No paraba de disparar", dijo John Hedge, residente de Moorpark, a la cadena local ABC7.

De los 25 heridos, 23 son leves y acudieron a los hospitales por su propio pie, mientras que otras dos personas fueron transportadas en ambulancia, indicó el cuerpo de bomberos de Ventura.

Entre los fallecidos está el "número dos" del sheriff del condado, Ron Helus, que fue alcanzado por varias balas tras acudir al lugar en respuesta a la primera llamada de emergencia.

Helus llevaba 29 años trabajando en el cuerpo y planeaba jubilarse en breve.

Poco después, el atacante, que actuó solo, se suicidó tras ser confrontado por la policía, narró Dean, quien, claramente afectado por lo ocurrido, detalló que Long era un exmarine estadounidense que posiblemente sufría de estrés postraumático y que empleó en el ataque una pistola Glock de calibre 45.

El arma, comprada legalmente, incluía un dispositivo que le permitió disparar más balas de lo normal.

Por ahora se desconocen los motivos que llevaron a Long a actuar de esta manera, aunque el sheriff reveló que se está investigando en su casa en busca de pistas.

Dean reconoció que el agresor había tenido problemas con la ley en el pasado, pero ninguno de gravedad.

En abril la policía acudió a su vivienda para investigar un incidente y comprobó que el hombre estaba "furioso" y actuaba de forma "irracional". En enero de 2015 fue víctima de una agresión en otro bar de Thousand Oaks.

Long vivía en la zona de Newbury Park junto a su madre y era víctima de estrés postraumático, relató uno de sus vecinos al diario Los Angeles Times: "La madre es una mujer muy dulce pero tenía muchos problemas con su hijo. Sé que había destrozado la casa", apuntó Richard Berge, de 77 años.

En un mensaje en Twitter, el presidente estadounidense, Donald Trump, destacó la rapidez de reacción y la "gran valentía" mostrada por la policía al enfrentarse al autor del tiroteo.

"Gran valentía mostrada por la policía. La Patrulla de Carretera de California estaba en la escena de los hechos en tres minutos, y el primer agente en entrar disparó en numerosas ocasiones. Ese ayudante del sheriff murió en el hospital. Dios bendiga a todas las víctimas y familiares de las víctimas", dijo Trump en el mensaje.

Se trata del peor tiroteo masivo en EE.UU. desde la tragedia de Parkland (Florida) hace nueve meses, cuando un exalumno mató a 17 personas en la escuela secundaria Stoneman Douglas.

El tiroteo de la pasada noche llega dos semanas después de que 11 personas fallecieran en otro ocurrido en una sinagoga de Pittsburgh (Pensilvania).

Antonio Martín Guirado

Tags