Se encuentra usted aquí

El concejal Díaz se postula al Congreso de EE.UU. como "voz demócrata conservadora"

Nueva York, 14 abr (EFE).- El concejal neoyorquino Rubén Díaz dijo este domingo a Efe que se postula al Congreso de Estados Unidos para representar a los demócratas conservadores que, como él, tienen "valores tradicionales", y presentó como credencial su trabajo en el Senado estatal, donde colaboró "con todo el mundo".

Díaz, que además de político es reverendo, anunció su candidatura ayer durante un banquete de la Organización de Ministros Hispanos de Nueva York, tras expresar interés hace un par de semanas por el escaño que dejará en 2020 el congresista José Serrano, debido a la enfermedad de Parkinson que padece.

El político de 75 años indicó en entrevista telefónica que la comunidad lo "está respaldando" y que hay "mucha gente cansada" del "liberalismo progresista" con el que él pretende "romper", aunque como voz demócrata en el Congreso quiere "representar a todo el mundo".

Díaz se declaró opuesto a las políticas más progresistas de los demócratas, relativas al uso de la marihuana y a la regulación del aborto, y atribuyó a esta ala de su partido problemas como que la gente "orine en la calle" o "salte los tornos del metro".

No obstante, descartó que sus ideas conservadoras o tradicionales vayan a obstaculizar su trabajo con otros demócratas y puso como ejemplo sus más de diez años en el Senado estatal, en los que aprobó "dieciséis piezas de ley con voces en contra", y sus dos últimos años en el Concejo de Nueva York.

En el Concejo neoyorquino, Díaz fue uno de los responsables de la regulación de vehículos de alquiler con conductor como Uber y encabezó la comisión de nueva creación que elaboró las medidas, y que fue disuelta en febrero a raíz de un polémico comentario que hizo en un programa de radio.

Díaz, declaradamente contrario al matrimonio homosexual, dijo que el Concejo estaba "controlado por la comunidad homosexual" y al ser recriminado por sus colegas, tuiteó que les estaba "dando crédito por el poder e influencia que tienen" en lugar de disculparse, por lo que un comité del órgano local aprobó disolver la comisión.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, se pronunció entonces de manera contundente y dijo que "no hay lugar para ese tipo de retórica" en Nueva York, palabras que Díaz mencionó este domingo para apuntar que hay "gente cansada" que siente que "no tiene voz".

Díaz busca un escaño que corresponde al sur de El Bronx, en el distrito 15, el más pobre de este barrio de mayoría latina y uno de los más pobres del país, desde 1990 ocupado por el congresista Serrano.

El exsenador y concejal defendió que la gente conoce su "historial" de trabajo por la comunidad y que los hechos hablan más alto que las promesas electorales: "En tiempos de campaña los candidatos dicen yo haré; yo digo esto es lo que he hecho y puedo hacer más".

En ese sentido, recordó que es "el único oficial" que ha estado construyendo viviendas de bajo coste pensadas "exclusivamente" para las personas de su comunidad, frente a "otros lugares donde (a las personas de bajos recursos) las sacan para que entre gente rica".

Díaz llegó al Concejo en 2002, convirtiéndose en el primer religioso electo a un cargo público, tras lo cual accedió al Senado del estado, donde estuvo entre 2003 y 2017, cuando decidió aspirar nuevamente al Concejo y fue electo en 2018.

Tags