Se encuentra usted aquí

Se entregan a las autoridades filipinas 5 sospechosos del atentado en Sulu

Manila, 4 feb (EFE).- Cinco sospechosos de estar implicados en el atentado de hace una semana en una catedral de Sulu, sur de Filipinas, en el que murieron 23 personas, se entregaron durante en fin de semana a las autoridades de Filipinas.

El director general de la Policía Nacional, Oscar Albayalde, anunció hoy que Kammah Pae, alias "Kamah", líder del grupo Ajang Ajang, filial de Abu Sayyaf en Sulu, se entregó el fin de semana junto con otros cuatro integrantes de esa milicia yihadista.

Albayalde explicó que "Kamah" no ha reconocido aún su implicación en el ataque, en el que fueron asesinadas 23 y heridas un centenar de personas según el último recuento, pero sus compañeros le señalaron como el acompañante de los terroristas suicidas.

Los otros cuatro detenidos han sido identificados como Albaji Kisae Gadjali, Rajan Bakil Gadjali, Kaisar Bakil Gadjali y Salir Alih.

"Ha sido una rendición forzosa, como consecuencia del operativo a gran escala llevado a cabo en la zona", explicó Albayalde hoy en rueda de prensa en Manila.

El Ejército filipino continúa desde el martes su ofensiva contra Abu Sayyaf con ataques por tierra, mar y aire en la remota ciudad de Patikul, ubicada en una de las islas que conforman la provincia de Sulu y donde se cree que se refugian combatientes del grupo.

El pasado viernes, el secretario de Interior, Eduardo Año, confirmó que los autores materiales del ataque en la catedral de Joló, capital de Sulu, fueron dos terroristas suicidas de nacionalidad indonesia, aunque cometieron el atentado con la ayuda de integrantes de Abu Sayyaf, grupo local afín al Estado Islámico.

"Hemos encontrado un artefacto explosivo improvisado y componentes de una bomba en su casa", indicó el jefe de la policía sobre "Kamah", que es hermano de Surakah Ingog, un cabecilla de Abu Sayyaf caído en combate en 2018.

Las autoridades presentaron hoy cargos contra los cinco sospechosos de asesinato múltiple e intento de asesinato ante el fiscal provincial de Sulu, explicó Albayalde.

Dos bombas estallaron el 27 de enero con un minuto y medio de diferencia dentro y fuera de la catedral de Joló, colocadas por dos atacantes suicidas, una mujer y un hombre, se cree que con la ayuda de Kamah, captado por las cámaras de seguridad en los alrededores de la catedral momentos antes de las explosiones.

Albayalde indicó que los suicidas se cree que eran una pareja y que el hombre llegó a Filipinas hace un año en barco, mientras que la mujer llegó tan sólo unos días antes del atentado.

Las autoridades buscan también a Hatib Hajan Sawadjaan, quien asumió el liderazgo de Abu Sayyaf tras la muerte en octubre de 2017 de Isnilon Hapilon, considerado el emir del EI en el Sudeste Asiático.

El jefe de la Policía recordó que Sawadjaan y otros trece sospechosos del atentado siguen en libertad, mientras que otros tres, murieron el fin de semana durante los operativos militares.

Tags