Se encuentra usted aquí

Termina sin incidentes el segundo plebiscito de autonomía en sur de Filipinas

Manila, 6 feb (EFE).- Filipinas celebró hoy sin incidentes la segunda ronda del plebiscito sobre la región autónoma musulmana de Bangsamoro, en el sur del país, en la que dos provincias decidían si parte de sus territorios se integran en la nueva entidad.

Unas 640.000 personas estaban llamadas a votar en seis ciudades de Lanao del Norte y 67 municipios de Cotabato del Norte si se adhieren a la nueva región, que gozará de una mayor autonomía y que pretende ser la solución pacífica a cinco décadas de conflicto separatista.

La votación estuvo precedida ayer por dos explosiones que no causaron heridos en los municipios Kauswagan y Lala, en Lanao del Norte, como forma de "intimidación", según dijo hoy a Efe el director de relaciones comunitarias de la Policía Nacional, Benigno Durana.

Durana señaló que la investigación todavía no ha determinado qué grupo estaría detrás de esos ataques, aunque después el portavoz de la Policía, Bernard Banac, indicó que se sospecha de los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF), un grupo yihadista leal al Estado Islámico (EI).

El portavoz de la Comisión Electoral, James Jimenez, aseguró hoy que no se espera que las dos explosiones en Lanao del Norte afecten a la participación, que estimó en alrededor de un 70 por ciento.

"La emoción es palpable y también la tensión, pero aunque está ahí, no está afectando al entusiasmo de la gente", señaló Jimenez.

Debido a la amenaza de violencia, las autoridades reforzaron la seguridad en las zonas llamadas a votar con el despliegue de 3.000 soldados y unos 400 policías para custodiar los colegios electorales.

El pasado 21 de enero ya votaron en una primera tanda del plebiscito más de dos millones de filipinos de las provincias de Lanao del Sur, Maguindanao, Sulu y Basilan -que hasta ahora formaban la Región Autónoma del Mindanao Musulmán-, con una amplia mayoría del 87 % a favor de la creación de Bangsamoro.

La nueva región más autónoma es la alternativa que plantea el acuerdo de paz firmado en 2014 con los rebeldes del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), que renunciaron a sus aspiraciones independentistas y a la lucha armada.

Dos días después de la primera votación -en la que más de 1,5 millones de personas se decantaron a favor de ratificar el acuerdo de paz y crear Bangsamoro- estallaron dos bombas en la catedral de Joló, capital de Sulu, que causaron una veintena de muertos y un centenar de heridos.

Según la Policía, que ya cerrado la investigación, la acción fue perpetrada por dos suicidas indonesios con la colaboración de Abu Sayyaf, grupo yihadista local afín al EI.

Tres días después, una granada explotó en una mezquina en Zamboanga y mató a dos predicadores musulmanes, un rebrote de violencia sectaria en el sur de Filipinas que amenaza el acuerdo de paz recién ratificado en las urnas.

Tags