Se encuentra usted aquí

Segib destaca importancia de políticas laborales en México

México, 7 nov (EFE).- Las recientes medidas laborales del Gobierno mexicano, como el aumento del salario mínimo y un programa de trabajo para jóvenes aprendices, son "dos elementos muy importantes" de una política "proactiva" de empleo y derechos, indicó este jueves Rebeca Grynspan, titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

Los salarios mínimos reales "han estado muy deprimidos", por lo que "hay necesidad" de revisarlos a la alza señaló Grynspan en entrevista con Efe tras presentar el informe "Trabajar para un futuro más prometedor" en el Colegio de México (Colmex).

"Efectivamente ha habido una mejora de productividad en México que no ha sido trasladada a los salarios mínimos. Eso por un lado, entonces yo creo que las políticas de salarios mínimos tienen que ser parte del paquete, no son la panacea, no son la única solución, pero tienen que ser parte del paquete", argumentó.

En México, el actual salario mínimo diario es de 102,68 pesos (unos 5,3 dólares), que entró en vigor el pasado mes de enero cuando se aumentó un 16,2 por ciento a propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Otra de las promesas del actual mandatario ha sido el programa Jóvenes construyendo el futuro, que entrega becas mensuales de 3.600 pesos (unos 187 dólares) durante un año a mexicanos de entre 18 y 29 años que se estén capacitando en una empresa.

Al enfatizar la importancia de innovar, Grynspan destacó la relevancia de esta política porque el desempleo juvenil en América Latina es, en algunos países, el doble de lo que es el desempleo total de la población.

"Me parece muy importante tomar seriamente el proceso de inserción de los jóvenes al mercado laboral. Tenemos un 25 % de esta población joven que no está incorporada al mercado laboral y tampoco está inserta en nuestro sistema educativo", argumentó la titular de Segib sobre la región.

La secretaria precisó que estas políticas necesitan un enfoque de género porque muchas de estos jóvenes son mujeres que pierden la oportunidad de tener un empleo remunerado por la expectativa social que las orilla a dedicarse al cuidado de su familia.

En México, solo el 58 % de las mujeres de entre 25 y 54 años tienen participación en el mercado laboral mientras que en Uruguay el índice es de 80,5 %, en Perú de 79,6 %, en Brasil de 70,3 %, en Argentina de 66,6 % y en El Salvador de 60,4 %, según la Secretaría mexicana de Hacienda y Crédito Público (SCHP).

"Por lo tanto tienen que ser apoyadas, no solo con un empleo sino también con una plataforma de apoyo a los cuidados y a la familia que tenemos que expandir en nuestros países. Entonces es muy importante innovar", comentó Grynspan.

La titular de Segib también consideró que México tiene un desafío con características particulares en la región porque una de las tres ocupaciones más comunes en el país, a diferencia del resto de América Latina, es el de obrero manufacturero.

Por ello, pidió "políticas proactivas" con la colaboración del sector privado, el Gobierno y las instituciones educativas para que haya una transición más equitativa hacia la economía del futuro que proteja a los trabajadores.

"Hay un gran reto, pero México ha desarrollado una fuerza laboral sumamente capaz. Entonces ahí lo que habría que saber es cuáles son las transiciones viables para esos obreros porque yo no creo que los trabajos vayan a ser sustituidos en su totalidad, sino que habrá partes del trabajo que las máquinas no podrán hacer", reflexionó.

Tags