Se encuentra usted aquí

¿Qué es la depresión posparto?

La depresión posparto es un trastorno que afecta a muchas mujeres después del nacimiento del bebé. 

Posparto significa después del parto. Muchas mujeres tienen tristeza posparto. Pero la tristeza posparto desaparece en 3 a 5 días. Si la tristeza posparto no desaparece y dura más de 2 semanas, es posible que sea depresión posparto.

Es importante distinguir entre la depresión posparto, y el estrés y el cansancio comunes que ocurren luego del parto. Según los expertos entre el 40 y el 80 por ciento de las mamás experimentan  tristeza después del parto o baby blues. El baby blues es una reacción emocional bastante habitual que incluye ganas de llorar, desdicha, preocupación, inseguridad y fatiga. 

La mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto después del nacimiento del bebé, que generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. La melancolía posparto generalmente empieza dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas.

Pero si la tristeza o desesperación se extienden en el tiempo, son extremas e impiden hacer las actividades normales, podrías tratarse de una depresión posparto. 

La depresión posparto, a diferencia del baby blues, suele necesitar tratamiento profesional. 

Se cree que alrededor del 10 por ciento de las nuevas mamás desarrollan depresión posparto. Lamentablemente no todas buscan tratamiento y padecen este trastorno en soledad y sin ayuda. 

Es importante hablar  con el médico para que  haga una evaluación.

La depresión posparto no es un defecto ni significa que seas mala madre o mala persona. Es un trastorno que debe ser tratado. 

Muchas mujeres no le cuentan a nadie sobre sus síntomas porque se sienten avergonzadas o culpables por estar deprimidas. Hay que recalcar que cualquier mujer puede deprimirse durante el embarazo o después de tener a su bebé. Eso no significa que sea una mala madre. 

Si estás atravesando una depresión posparto es fundamental no culpabilizarse.  Hay que aceptar lo que ocurre y pedir ayuda profesional. 

La depresión posparto no tiene una sola causa, sino que es consecuencia de una combinación de factores físicos y emocionales

Después del parto los niveles de hormonas bajan rápidamente. Esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo. Además, la falta de sueño y el estrés puede contribuir a los síntomas de la depresión posparto. 

Es necesario consultar a un profesional para haga el diagnóstico y determine las casusas. 

Diferencia entre la tristeza posparto o “baby blues” y la depresión posparto 
La tristeza posparto o “baby blues”: son los sentimientos de preocupación, tristeza y fatiga que la mayoría de las mujeres experimentan después de tener un bebé. Se dice que la tristeza posparto afecta a un 80 por ciento de las madres. Estos sentimientos duran una o dos semanas y desaparecen por sí solos.

La depresión posparto: son los sentimientos de tristeza y ansiedad extremos que pueden aparecer luego del parto. Esta depresión puede afectar la capacidad de una mujer de cuidarse a sí misma y a su bebé. 

Se dice que la depresión posparto  ocurre en casi el 15 por ciento de los partos. Puede comenzar un poco antes o en cualquier momento después de que nazca el bebé. En general comienza entre una semana y un mes después del parto.

La mujer que padece depresión posparto necesita ayuda familiar y profesional. Es necesario consultar a un especialista para que realice un diagnóstico acertado e indique el tratamiento adecuado. 

Algunos síntomas de la depresión posparto

  • Sentimientos de tristeza, desesperanzada, vacío
  • Problemas para crear un vínculo emocional con el bebé
  • Dudar constantemente de su capacidad de cuidar al bebé
  • No tener ningún interés en el bebé, no sentirse conectada con él o sentir como si el bebé no fuera suyo
  • Pensar en hacerse daño a sí misma o a su bebé.
  • Llorar frecuentemente sin motivo aparente
  • Estado de preocupación constante 
  • Malhumor e irritabilidad permanente
  • Trastornos del sueño como insomnio o sueño excesivo
  • Dificultades para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Sentimientos de enojo y furia
  • Falta de interés en las actividades que le resultaban agradables. Desgano.
  • Trastorno de la alimentación
  • Aislamiento

Solo un profesional médico puede diagnosticar la depresión posparto. Una mujer que padece de estos síntomas debe consultar con un profesional para que le indique el tratamiento adecuado.