Se encuentra usted aquí

¿Y si mejoramos nuestra autoestima?

Mejorar nuestra autoestima es posible. Y no sólo es posible sino que es muy recomendable. Una autoestima adecuada permite vivir la vida con mayor potencia y alegría. 

La autoestima es el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios que tenemos sobre nosotros mismos. 

Se trata ni más ni menos de la valoración que tenemos de nosotros mismos. De este modo, una buena autoestima implica que tenemos una buena imagen de nosotros mismos, implica que nos valoramos. Por el contrario, una baja autoestima implica que no confiamos en nosotros mismos, implica que nos descalificamos y no valoramos lo que hacemos ni cómo somos.
 
Algunas características importantes de la Autoestima:

  1. No es innata. Es decir, no tenemos una cantidad de autoestima al nacer. No es un dato genético. No venimos con una x cantidad de autoestima. La tenemos que ir construyendo. La persona no nace con un concepto de lo que ella es. Esa valoración se va formando y desarrollando progresivamente en la medida en que se relaciona con el ambiente.
  2. Se desarrolla a lo largo de la vida. Son las experiencias que vivimos las que van construyendo nuestra autoestima.  Se forma en la infancia y está vinculada al modo en el que somos tratados y valorados por los adultos que nos rodean, especialmente los padres y las figuras cercanas. 
  3. Podemos modificarla. Y esto es una gran noticia. No estamos condenados a tener una baja autoestima. Es posible cambiar nuestra valoración de nosotros mismos. 

La persona con baja autoestima:

  • Se siente insegura, que desconfía de las propias capacidades.
  • No quiere tomar decisiones por miedo a equivocarse. 
  • Necesita de la aprobación de los demás para todo. 
  • Tiene una imagen distorsionada de sí mismo, tanto a lo que se refiere a rasgos físicos como a su carácter.
  • Le cuesta hacer amigos nuevos
  • Tiene un miedo excesivo al rechazo, a ser juzgado mal y a ser abandonado. 
  • Tiene miedo a decir lo que piensa o siente.
  • La persona con adecuada autoestima: 
  • No necesita de la aprobación de los demás.
  • No se cree ni mejor ni peor que nadie.
  • Muestra sus sentimientos y emociones con libertad.
  • Afronta los desafíos con optimismo.
  • Confía en sus capacidades.
  • Se comunica con facilidad.
  • Aprende de los fracasos.
  • Persevera en sus metas.

TEST 
¿Qué síntomas me pueden mostrar que tengo la autoestima baja?

  • No tengo seguridad en mí mismo
  • No expreso mis opiniones por miedo a ser rechazado  
  • Pienso que mis opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás
  • No me siento merecedor de las cosas buenas de la vida
  • No me esfuerzo por conseguir lo que quiero ya que de antemano creo que no lo voy a lograr
  • Necesito la aprobación de los demás con mucha frecuencia
  • Veo al resto de personas como superiores a mí y me gustaría ser como ellos
  • Casi nunca estoy conforme conmigo
  • Me cuesta mucho tomar decisiones
  • No veo  mis fortalezas y virtudes
  • Me cuesta mucho tomar la iniciativa
  • Me siento culpable
  • Me siento poco atractivo
  • Siento que no tengo nada que aportar
  • No me gusta mi cuerpo ni cómo me queda la ropa. 
  • No me creo capaz de hacer las cosas bien.

Si marca sí a varias de estas afirmaciones, estaría indicando que su autoestima es baja. Es momento de trabajar para elevar su autoestima. 

Una buena autoestima nos da…

  1. Aceptación de uno mismo y de los demás.
  2. Menos estrés.
  3. Una visión más optimista de la vida.
  4. Más independencia.
  5. Un mayor equilibrio emocional.
  6. Más autoconfianza.
  7. Más humor y creatividad.
  8. Menos miedos.

Para mejorar la autoestima…

  1. Pensar en positivo: Cambiar los pensamientos. Cambiar el ”no puedo” por “voy a intentarlo”
  2. Ponerse metas realistas: Metas que pueda cumplir. Metas a las cuales sea relativamente fácil llegar. Eso ayudará a ganar confianza en uno mismo.
  3. Dejar de compararse con los demás: Focalícese en usted mismo. En sus potencias. Ponga energía en sus proyectos.
  4. Dedicarse tiempo: Ocúpese de sus necesidades. Y encuentre tiempo para su arreglo personal.