Se encuentra usted aquí

“Chucho” Valdés en Concierto

La leyenda del jazz afro-cubano se presentará en Durham

El reconocido pianista, compositor y director de banda cubano, Jesús “Chucho” Valdés y su banda Irakere 40, por primera vez se presentarán en concierto en Carolina del Norte el próximo 16 de noviembre.

Como parte de su gira por Estados Unidos para celebrar sus 40 años de trabajo musical, el legendario músico y su grupo de jazz afro-cubano realizarán un concierto en el Page Auditorium de la Universidad de Duke en Durham.

La gira Chucho Valdés: Irakere 40 es una celebración de Irakere, la banda cubana que, en su audaz fusión de música ritual afro-cubana, estilos de música popular afro-cubana, el jazz y el rock, marcó un antes y después en el Latin jazz.

“Chucho” Valdés, cinco veces ganador del Grammy, tres veces ganador del Latin Grammy, es fundador, director y principal compositor de Irakere.

En esta gira, al frente del ensamble de 10 músicos formado por los Messengers aumentados con tres trompetas y dos saxos, Valdés ofrece una vívida retrospectiva de su trabajo en las últimas cuatro décadas. El programa es también una vista panorámica de la evolución del jazz afro-cubano dado que incluye clásicos del repertorio de  Irakere como “Misa Negra”, “Estela Va A Estallar” (“Stella By Starlight”), ”Juana 1600”, y “Bacalao Con Pan,” así como también composiciones más recientes, tales como “Yansa”, “Abdel” y “Lorena’s Tango” las cuales fueron originalmente interpretadas con los Messengers, pero son presentadas aquí en nuevos arreglos.

“En nuestro primer ensayo tocando los viejos temas”,  dice Chucho, quien cumplió 74 años el 9 de octubre pasado. “Cuando decidí hacer un tributo a esa banda maravillosa, decidí no hacerlo con los integrantes fundadores sino con varias generaciones de músicos que crecieron y aprendieron con la música de Irakere. Pensé que sería más bonito. Es un tributo de una generación a la otra”.

Chucho fundó Irakere en 1973, alistando varios músicos y solistas que eran sus compañeros en la Orquesta Cubana de Música Moderna. La Moderna, como era llamada, era una banda de estrellas que había sido organizada oficialmente en 1967 para tocar jazz y pop, en parte como respuesta al terremoto musical global que había sido desatado por Los Beatles.

Dionisio Jesús “Chucho” Valdés Rodríguez aprendió sobre el piano y el sonido de la big band  estudiando y tocando con su padre, el gran pianista, compositor, arreglista y director Bebo Valdés. Pero en su momento, buscando “grupos pequeños que sonaran más grande de lo que eran”, las referencias de Chucho comenzaron a ser Art Blakey & The Jazz Messengers y los quintetos de Horace Silver — hasta que escuchó a Blood, Sweat & Tears.

El descubrimiento de Irakere por las audiencias americanas empezó en realidad en Cuba en 1977, con un encuentro afortunado. En la primera visita oficial de americanos a Cuba desde la crisis de los misiles, un crucero de jazz con músicos, entre los que estaban Dizzy Gillespie, Stan Getz y un joven guitarrista llamado Ry Cooder, echó ancla en el puerto de  La Habana. Los visitantes escucharon el grupo, se asombraron con la música y el virtuosismo de sus integrantes y a su vuelta a Estados Unidos  le recomendaron Irakere a Bruce Lundvall, entonces presidente de CBS Records. Unos meses después, Lundvall viajó a Cuba, escuchó al grupo en un concierto / audición, los firmó esa noche misma para Columbia Records y los comprometió para tocar en Newport Jazz Festival en la ciudad de Nueva York.

El 28 de junio de 1978, Chucho Valdés e Irakere detonaron en la escena del jazz.

Desde entonces, varios miembros de esa formación original de Irakere, los más notables siendo el saxofonista Paquito D’Rivera y el trompetista Arturo Sandoval, han desarrollado importantes carreras individuales y se han hecho grandes figuras de la música. Emulando a Blakey y sus Jazz Messengers, Irakere se transformó con el tiempo en una universidad rodante del  jazz afro-cubano.

Una de las características destacadas de Irakere en toda su carrera ha sido que el grupo ha sabido desarrollar y mantener dos vías musicales paralelas: experimentación en el jazz y hits bailables. Sus presentaciones, especialmente en Cuba, frecuentemente tenían dos partes, una dedicada a los amantes del jazz y la otra a los bailadores.

“Nosotros nunca fuimos un grupo de música bailable. Nosotros fuimos un grupo de jazz”, dice Chucho. “Pero el jazz en Cuba siempre ha tenido un público limitado. Nos lanzamos a la música bailable para atrapar público para lo que estábamos haciendo, y lo logramos, de una manera increíble. Yo siempre tuve el concepto de que la gente que venía a escucharnos venía a oír buena música, buenos arreglos y buenos solistas. … Algo diferente. Cuando hacíamos un concierto, complacíamos a todo el que quería oír … pero había una parte de la audiencia que estaba esperando un ‘Bacalao Con Pan’. Tocábamos jazz y luego, a divertirnos. Y eso es lo que esperamos hacer en esta gira”.

Chucho Valdés e Irakere en su 40 aniversario

  • Lunes 16 de noviembre, 7 pm
  • Page Auditorium Universidad de Duke
  • 402 Chapel Dr, Durham, NC 27708
  • Informes y reservaciones de boletos: 919 660-3356