Se encuentra usted aquí

Aislamiento: una estrategia para prevenir los contagios

El aislamiento es la medida que se adopta para separar a las personas infectadas por SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, de otras personas que no están infectadas.

Las personas en aislamiento deben quedarse en sus casas hasta que sea seguro estar en contacto con otras personas. En el hogar, cualquier persona enferma o infectada debe separarse de las demás personas y permanecer en una habitación o área específica "para enfermos" y usar un baño separado (si está disponible).

Aislamiento o cuarentena: ¿cuál es la diferencia?

  • La cuarentena consiste en mantener a una persona que podría haber estado expuesta al virus alejada de las demás personas.
  • El aislamiento mantiene a quienes fueron infectados por el virus lejos de las demás personas, incluso en su casa.

¿Quiénes deben aislarse?

  • Las personas que tienen COVID-19.
  • Las personas que tienen síntomas del COVID-19 y pueden recuperarse en sus casas.
  • Las personas que no tienen síntomas (son asintomáticas), pero dieron positivo en la prueba de detección de infección por SARS-CoV-2.

Medidas que hay que tomar

  • Quédese en casa, excepto para conseguir atención médica.
  • Monitoree sus síntomas. Si tiene algún signo de advertencia de emergencia (como dificultad para respirar), busque atención de servicios médicos de emergencia de inmediato.
  • Permanezca en una habitación separada del resto de los miembros del hogar, si es posible.
  • Use un baño separado, si es posible.
  • Evite tener contacto con otros miembros del hogar y con las mascotas.
  • No comparta los artículos del hogar de uso personal como tazas, toallas y utensilios.
  • Si está en condiciones, use una mascarilla cuando está con otras personas.
     

Tags

CDC